La prevención epidemiológica y las FCSE: situación actual y recomendaciones

Los Grupos de Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) se crearon en España a mediados de los 70 como respuesta a la utilización de dichos artefactos en los atentados terroristas, especialmente de la organización ETA. Pero por aquellos tiempos, los medios de los que disponían eran muy rudimentarios, pero gracias al tesón y la pericia de los distintos Cuerpos de Seguridad españoles se han ganado a pulso el estar encuadrados entre los mejores del mundo (el Cuerpo Nacional de Policía ha realizado más de 350.000 actuaciones, siendo 13 los miembros que han perdido la vida desde que se creó esta especialidad en el año 1975).5

Pero con la aparición de un nuevo enemigo en el horizonte del terrorismo, allá por los años 90, como eran las amenazas nucleares, radiológicas, biológicas y químicas (NRBQ), hizo que estos grupos TEDAX fueran los encargados de tener que contrarrestar este tipo de amenazas, con lo que debieron aprender a desarticular artefactos que contuvieran cargas de esos tipos.5

Tanto Guardia Civil como Policía Nacional cuentan con Unidades Centrales cada uno de ellos. En la Guardia Civil dependen de la Jefatura de Unidades Especiales y Reserva, mientras que la Policía Nacional dependen de los Grupos Provinciales poseyendo mayor o menor especialización, siendo la Guardia Civil la que ha tenido un gran avance e impulso ya que se ha pretendido que para el año 2010 todos sus equipos sin excepción se encuentren adiestrados ante amenazas NRBQ (nivel 3).5

Las funciones básicas de los Grupos de desactivación de explosivos y amenazas NRBQ son:

  • Intervenir y actuar ante la presencia y detección de supuestos artefactos explosivos e incendiarios y todo tipo de agentes NRBQ, así como la recogida, transporte, análisis e investigación de los mecanismos, elementos y restos de dichos artefactos y de las sustancias o agentes
  • Apoyo técnico en investigaciones de delitos de terrorismo
  • Diseño de nuevos medios materiales de desactivación e intervención NRBQ
  • Evaluación permanente y perfeccionamiento de los procedimientos
  • Formación de nuevos especialistas
  • Actualización y especialización permanente (en lo que algunas instituciones académicas importantes están colaborando formando a expertos en bioterrorismo y difundiendo el trabajo de los TEDAX como la Universidad de Granada, por ejemplo)
  • Intercambio de conocimientos y de técnicas en los ámbitos nacional e internacional.5

Algunas de las actuaciones de mayor relevancia se encuentran la lucha contra el G.R.A.P.O., grupo terrorista español, siendo sus operaciones allá por los años 70, que a veces usaba dinamita. También grupos separatistas extremistas de las décadas de los 70 y 80, sin olvidarnos de la banda terrorista ETA e incluso el IRA, cuando se neutralizo un coche bomba que fue colocado en la localidad malagueña de Marbella. También los TEDAX han desactivado artefactos colocados por grupos yijadistas.5

Ante los riesgos y amenazas NRBQ, los Cuerpos de Seguridad españoles están situados entre los más avanzados del mundo, como Estados Unidos, Francia, Alemania, Israel, Japón y otros. Las funciones específicas de estos cuerpos son evitar:

  • Vertidos ilegales de tipo industrial
  • Accidentes producidos por riesgos N.B.Q. que den lugar a consecuencias medioambientales tóxicas
  • Incidentes provocados, intencionalmente o por negligencia punible, sobe instalaciones tecnológicas consideradas de alto riesgo
  • Acciones terroristas en las que se utilicen los llamados agentes no convencionales, en los que se incluyen los de tipo radiológico, químico y biológico
  • Delitos en general cometidos a través de todo tipo de agentes N.B.Q.5

La Guardia Civil se prepara para prevenir y, si se diera el caso, hacer frente a atentados en los que los terroristas pudieran utilizar las armas más letales concebidas por las mentes más criminales. El Plan de Desarrollo del Sistema de Defensa NRBQ (Nuclear, Radiológico, Biológico y Químico), que recibió el visto bueno del ex-ministro del Interior, José Antonio Alonso, contará con 1.682 agentes altamente especializados y un presupuesto de 2.500.000.1,2

No hay datos concretos que apunten a que organizaciones terroristas estén planeando sabotajes contra alguno de los nueve reactores nucleares que hay en España, o algún atentando con material nuclear, radiológico, biológico o químico (NRBQ), pero el Ministerio del Interior ha decidido adelantarse al peligro real que en un futuro pudieran proceder de los grupos que conforman la galaxia Al Qaida. Con este Plan se pretende así reforzar la capacidad de respuesta de la Administración, proporcionar auxilio a la población civil afectada, en coordinación con los servicios de emergencia, evitar o reducir en lo posible las consecuencias de un atentado de este calibre y facilitar las investigaciones posteriores.1,2

El citado Plan,  advierte que “el terrorismo islamista representa una amenaza permanente de máxima letalidad y ámbito global”. No se puede excusar, por su peligrosidad y gravedad de sus efectos inherentes, una posible utilización de sustancias o agresivos de naturaleza NRBQ para la comisión de atentados terroristas. No obstante, el dispositivo del que se ha dotado a la Benemérita «responde, no sólo al riesgo de terrorismo, sino a cualquier otro derivado de accidentes fortuitos o provocados al margen de acciones terroristas”.2

El órgano superior del Plan de Defensa es la Unidad Técnica-NRBQ (UT-NRBQ). Aunque se encuentra encuadrado en el Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX), su dependencia funcional corre a cargo del General Jefe de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva (JUER), debido a la dirección que debe ejercer sobre distintas Unidades que estarían implicadas en este dispositivo. La UT-NRBQ contará con cuatro departamentos: Nuclear y Radiológico; Biológico; Químico; Formación y Material.2,3

En caso de reacción, cuando ya se hubiera consumado un atentado, se crean en el seno de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil de Madrid, Zaragoza y Sevilla, para actuar en primera línea, tres Unidades de Primera Intervención (UPI), para dar apoyo a las Unidades Territoriales, consiguiendo así cubrir tres zonas: Centro, Sur y Norte. El despliegue se realiza atendiendo a los criterios de inmediatez, autosuficiencia y eficacia en la actuación. En un futuro no se descarta, dependiendo de las necesidades, que se forme alguna más en el seno del resto de grupos GRS, que tiene base en Valencia, Barcelona, León y Pontevedra, así como alguna UPI mas para su encuadramiento en la futura “Agrupación Especial de Seguridad para la Proyección Exterior”, siendo posible su intervención en otros países. La Agrupación Rural de Seguridad, que engloba a los GRS, es la principal Unidad de Reserva de la Guardia Civil. Las UPI están creadas para actuar en ambiente NRBQ, por lo que disponen de material tecnológico para la detección, recogida de muestras, análisis y descontaminación de sustancias o agentes agresivos. Las Unidades Territoriales, serán las que materializaran el despliegue, en caso de una emergencia NRBQ, siendo las que en primera instancia responderán. De ahí que todas las Comandancias de la Guardia Civil deberán contar con personal instruido al efecto.2

En la actualidad las Unidades Territoriales están formadas por unidades de seguridad ciudadana (USECI), que son las encargadas de dar apoyo a las Unidades desplegadas a lo largo de cada una de las Comandancias, cuando los efectivos sean insuficientes en algún evento.

 En el caso de que existan artefactos susceptibles de contener agresivos NRBQ, la responsable de la desactivación o neutralización será la Unidad Central de Desactivación de Explosivos (UCODEX) del SEDEX, por lo que los integrantes recibirán la formación especializada que sea necesaria.2

Para que el Sistema sea eficaz, la Guardia Civil deberá dotarse de unas capacidades de personal con instrucción NRBQ y del material especifico necesario.2

El Plan recoge cuatro niveles de instrucción para los 1.682 agentes que deben especializarse. El primero de ellos es el que hace referencia a la “instrucción individual básica” que recoge la formación para ponerse y quitarse adecuadamente el equipo, descontaminación inmediata propia y del equipo usado, realizar misiones en ambiente NRBQ, reconocer señales de alarma NRBQ, supervivencia en ambiente contaminado o identificar y administrar los primeros auxilios a las bajas que sean contaminadas.2

En un segundo nivel figura la «instrucción individual complementaria», para que los agentes sean capaces de realizar vigilancias y reconocimientos con medios técnicos para detectar zonas contaminadas, marcar adecuadamente esas zonas, recoger muestras, realizar predicciones simplificadas, saber utilizar y mantener los equipos asignados y conocer los riesgos asumibles en un ambiente NRBQ.2

En el tercer nivel está la «instrucción individual para especialistas». Serán parte de esos 1.682 agentes que deberán ser formados para la descontaminación de Unidades, cálculo de zona de riesgo, supervisar las normas operativas de Unidades y adaptarlas a esas situaciones, evaluar la capacidad de las Unidades, así como asesorar al mando sobre posibilidades, medidas de protección a adoptar y forma de descontaminación, y sobre las posibilidades de supervivencia. 2

Por último, se contempla el nivel TEDAX-NRBQ: instrucción de los individuos capaces de desactivar artefactos NRBQ.2

La Guardia Civil, en concreto el Servicio de Protección y Seguridad (SEPROSE), junto al Consejo de Seguridad Nuclear y la Comisaria de Seguridad Ciudadana, aportan inspectores para la realización de inspecciones en las centrales nucleares del país, como son Cofrentes, Asco y Vandellós, dentro de lo establecido en el Acuerdo Específico de Colaboración sobre seguridad física de las instalaciones, actividades y materiales nucleares y radiactivos, suscrito con la Secretaría de Estado de Seguridad el 25 de octubre de 2007, el día 16 de marzo de 2009, en la sede del CSN, constituyéndose la Comisión Técnica encargada del seguimiento de las actuaciones realizadas en el marco de dicho Acuerdo.4

Se mantiene una colaboración para la participación en los cursos de formación del personal de las Unidad de Desactivación de Explosivos-NRBQ de la Guardia Civil e impartiendo jornadas específicas sobre riesgo nuclear y radiológico a los técnicos de dichas unidades.4

La Policía Nacional, en el año 1975, ante el aumento de la presión terrorista, creó la especialidad del TEDAX (Técnico en Desactivación de Explosivos), realizando ese mismo año un despliegue de los cinco primeros Equipos creados en las ciudades de Madrid, Barcelona, Bilbao, San Sebastián y Pamplona.6,9

Cuando comenzó la andadura de este pionero servicio policial, este solo contaba en su trabajo con mucha ilusión, profesional y un rudimentario material, garantizándose su eficacia debido al valor del personal que englobaba el TEDAX.6,8

Debido a la frecuencia de la actividad terrorista a lo largo de todo el territorio nacional, los cuales utilizaban una gran multitud de modalidades de artefactos explosivos, fueron muy difíciles y peligrosos los inicios de esta especialidad.  Pero gracias a la tenacidad y el esfuerzo de los primeros integrantes de los TEDAX unida a la rapidez en el conocimiento de la materia debido a la importante actividad terrorista, pudieron avanzar con rapidez para desarrollar nuevas técnicas y materiales de desactivación, que algunos de ellos fueron adoptados por otros países.6,8

La Estructura de la especialidad se centra en una Unidad Central, con sede en Madrid y Grupos de Desactivación de Explosivos y NRBQ, con un despliegue estratégico en distintas provincias e integrados en las Brigadas Provinciales de Información. Gracias a este despliegue es posible una rápida y eficaz respuesta ante los riesgos de artefactos explosivos y agentes NRBQ en todo el territorio nacional.6-8

Fue en diciembre de 2004, cuando las Unidades Centrales y Territoriales de TEDAX-NRBQ se incorporaron a la Comisaría General de Información, que es el órgano del Cuerpo Nacional de Policía que  tiene atribuida la lucha contra el terrorismo nacional e internacional.6,7

Las funciones de estos equipos se desglosan en:

  • TECNICO OPERATIVAS:

–          Intervenir ante la presencia de artefactos explosivos o agentes NRBQ.

–          Apoyo técnico en investigación de delitos de terrorismo

  • INVESTIGACION Y DESARROLLO:

–          Diseño de nuevos medios materiales de desactivación e intervención NRBQ.

–          Evaluación permanente y perfeccionamiento de los procedimientos.

  • COOPERACION DOCENTE:

–          Formación de nuevos especialistas.

–          Actualización y especialización permanente

–          Intercambio de conocimientos y de técnicas en los ámbitos nacional e internacional.

Para poder acceder a los equipos TEDAX se deben de cumplir una serie de requisitos como llevar más de dos años de servicio activo, superar una prueba de aptitud psíquico-física y otra de conocimientos sobre química, física, biología y electrónica, entre otras y una entrevista personal  con objeto de evaluar el perfil del aspirante.6,8

Las cualidades que deben de tener los aspirantes son una estabilidad y control emocional, afán de permanente formación y perfeccionamiento, capacidad de concentración, observación, análisis y toma de decisiones, acentuado sentido de la disciplina y plena disposición hacia el servicio y aptitudes para el trabajo en equipo. 6,8

La formación que reciben es un curso de 1.260 horas de duración, de las que el 44% de éstas se dedican  a prácticas y un mes de prácticas en los Grupos Operativos.6,8

Respecto a las competencias policiales en las Comunidades Autónomas, algunas como Cataluña y el País Vasco, han desarrollados sus propios equipos TEDAX.5

En Cataluña, esta competencia policial la tiene encomendada los Mossos d’Esquadra, que dependen de la Comisaría General de Recursos Operativos, siendo su creación en el año 1980, realizando el curso de especialización sus efectivos con el Cuerpo Nacional de Policía, ya que es el más veterano de los Cuerpos de Seguridad de los que existen en España en la tarea de la desactivación de explosivos, aunque es la Guardia Civil, debido a las especiales características de este cuerpo, el que dispone de un mayor despliegue territorial y antigüedad. Debido a esto cuenta con un especial reconocimiento internacional.5

En sus inicios,  los Mossos d’Esquadra tenían encomendada la vigilancia de los edificios de la Generalitat de Catalunya, llamando en los años 80 GRUP TEDAX, llamándose posteriormente UNITAT TEDAX, siendo su nombre en la actualidad Área TEDAX-NRBQ, teniendo situados a sus grupos operativos en Barcelona, Gerona, Lérida, Aeropuerto de El Prat y su propia Unidad Central.5

Con respecto  al Cuerpo de Seguridad de la Comunidad Autónoma Vasca, la Ertzanintza, esta se unió a mediados de los años 80 a la Unidad de Desactivación de Explosivos UDE-LIU.5

Los especialistas en desactivación de explosivos y amenazas RNBQ, hoy en día, han de tener conocimientos en electrónica, artefactos explosivos caseros pero también distintas técnicas de investigación y desactivación de todo tipo de artefactos. Saben cómo evacuar del modo más ordenado y rápido posible cualquier lugar amenazado por un artefacto explosivo y por supuesto conocen a la perfección el modo en que se utilizan los medios de los que disponen, algunos de ellos sofisticados, para la desactivación de explosivos, como los robots. Es muy necesario y  conveniente que conozcan todo lo que puedan sobre la fenomenología terrorista para saber a qué atenerse cuando se recibe una amenaza de algún grupo u organización y estudiar la actividad terrorista global: reivindicaciones, organización de los diferentes grupos, doctrina de los mismos… ya que según sea la naturaleza de estas organizaciones así actúan (algo en lo que los Servicios de Información pueden instruirles para que cuenten con las nociones básicas al respecto).5

En referencia a las Policías Locales, que se encuentran distribuidas por los respectivos pueblos y ciudades de España, las mismas no tienen capacidad para adquirir los elementos necesarios para su protección ya que el coste de formación y equipamiento seria elevado para sus presupuestos, siendo posible en las grandes ciudades y con un número elevado de agentes.

Poco a poco los ayuntamientos de las grandes capitales se van concienciando de la necesidad de instruir a estos policías locales, ya que en una gran ciudad es más probable que se perpetre un ataque NRBQ con la intención de conseguir un mayor efecto de miedo e histeria colectiva, para saber cómo tiene que intervenir en caso de un  ataque NRBQ poniéndolo en conocimiento de los equipos especializados que deban intervenir para tener de primera mano un conocimiento hasta su llegada al lugar del hecho y vayan prevenidos.

Son muchos los simulacros en los que ya están participando junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Servicios de Emergencias, Bomberos y Servicios Sanitarios.

Estos simulacros desarrollados por los Planes de Emergencia estatales ayudarán a que se pueda intervenir con una buena sincronización con los respectivos intervinientes reseñados anteriormente, para que cada uno sepa en todo momento cual es la labor que debe desempeñar para no entorpecer el trabajo de cada una de los efectivos desplazados al lugar para actuar.

En el ámbito de la seguridad privada la formación es escasa, siendo un elemento fundamental ante un posible ataque de algún establecimiento público cuya competencia de vigilancia está encargada a dichas empresas. Su formación básica ayudaría en caso de ataque NRBQ a alguna instalación como grandes superficies comerciales, hospitales, edificios públicos, ya que estos en caso de detectar dicho ataque pudieran alertar a los equipos especializados para su actuación inmediata.

Debería de existir una coordinación, aunque no perfecta ya que sería muy difícil coordinar perfectamente a todos los elementos actuantes ante un ataque NRBQ, pero si se podría llegar a una coordinación extraordinaria en caso de ataque.

A raíz de los atentados del 11 de Septiembre de 2001 a las torres gemelas de New York, España ha iniciado una carrera para que sus fuerzas de seguridad estén preparadas para intervenir ante un posible ataque, así como los servicios de información están alerta en evitación de que dicho ataque sea abortado y no llegue a producirse.

Muchas comunidades autónomas están ya formando a sus servicios sanitarios, bomberos, policías locales, para saber cómo responder y como actuar en caso necesario. Pero es necesario de que se realicen más simulacros con todos los actuantes para que cada uno sepa actuar en su ámbito adecuado y estar perfectamente coordinado con el resto de actuantes.

Debido a que cada Comunidad Autónoma tiene transferidas las competencias sanitarias, es por parte de dichas Comunidades Autónomas la iniciativa de fomentar el desarrollo de estos simulacros, recabando la colaboración de las fuerzas de seguridad que tengan que intervenir, ya sea Policía Nacional como Guardia Civil, dependiendo del lugar de actuación, no sin ello recabar toda la información necesaria y el asesoramiento de estas unidades, ya que son las que se encuentran especializadas en caso de actuación, mediante la elaboración de Planes de emergencia propios en caso de ataque NRBQ.

Por parte de las empresas privadas de seguridad también deberían de participar en estos simulacros ya que son también una pieza necesaria en caso de ataque de alguna instalación pública o privada de la que esté a cargo de su vigilancia.

Para que se produzca una actuación coordinada es necesario que, aparte de los Planes de emergencia propios de cada Comunidad Autónoma, así como los Planes de emergencia local por parte de los ayuntamientos de las grandes capitales de provincia, se unifique un Plan en el que tengan que intervenir tanto los ayuntamientos como la Comunidad Autónoma, así como varias Comunidades Autónomas que sean limítrofes si se produjera un ataque en la que pudieran están inmersas dichas Comunidades.

Se hace necesario que por parte de los servicios de inteligencia y los servicios de información de las fuerzas de seguridad del estado, se realice una gran labor de investigación en prevención de que se produzca un ataque, disminuyendo así las consecuencias terribles que supondría un ataque de similares características.

J. M. Palma

BIBLIOGRAFIA

  1. “Madrid se prepara ante una amenaza terrorista con gas sarín o polonio”. Disponible en www.belt.es/noticiasmbd/home_2noticias.asp?isp=2376
  2. “El Ministerio del Interior contara con 1.682 agentes para prevenir atentados nucleares en España”. Diario ABC. 06.09.04
  3. “La amenaza de las armas químicas: terror para el siglo XXI”. Diario Sur. ABC. 31.07.05
  4. Consejo de Seguridad Nuclear. Disponible en www.csn.es/index.php?option=com_content&view=article&id=12096&itemid=263&lang=ca&limitstart=2
  5. TEDAX-NRBQ. Grupo Red SAFE WORLD 13 Abril 2010. Disponible en: http://redsafeworld.net
  6. Historia de los Tedax del Cuerpo Nacional de Policial. Disponible en: http//forejercito.forumup.es/about2191-forejercito.html
  7. Cuerpo Nacional de Policía. TEDAX-NRBQ. Disponible en: http://www.policia.es/tedax/presenta.htm?reload_coolmenus.
  8. Cuerpo Nacional de Policía. TEDAX-NRBQ. Disponible en: http://www.todopolicia.com/node/842 17

TEDAX. Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/TEDAX

Anuncios

El conflicto libio

EL CONFLICTO LIBIO

La hija del coronel Muammar Gaddafi, Aisha Gaddafi, ha demandado a la OTAN por “crímenes de guerra” y el asesinato de cuatro miembros de su familia en un bombardeo en la capital Libia, Trípoli, en el mes de abril. Según los asesores legales de Gaddafi, “la decisión de la OTAN de tomar por objetivo una habitación civil en Trípoli constituye un crimen de guerra”. En el ataque murieron el hijo menor del coronel, de 29 años y tres nietos de corta edad. La información pudiera ser falsa ya que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que conoce bien a Gaddafi, dice que estas personas se encuentran a salvo en otro País.

Aisha Gaddafi se ha convertido en la portavoz internacional de lo que aún queda del Régimen de su padre y sus últimos movimientos giran en torno a intentar anular el bloqueo de la Unión Europea.

Lo cierto es que los aviones de la OTAN, en efecto, bombardean el complejo residencial de Gaddafi en el barrio de Bab el Aziza, en Trípoli, produciéndose daños colaterales como las 29 personas muertas y las decenas de heridos del día siete de junio en el que se llegaron a contabilizar sesenta bombardeos, el castigo más intenso desde que comenzó la campaña de la OTAN.

Barack Obama avisa a Gaddafi de que se recrudecerán los ataques si no abandona el Gobierno de Libia a lo que Muammar Gadaffi responde “a pesar de los bombardeos jamás nos someteremos”, a través de la cadena de televisión estatal que sigue emitiendo a pesar del conflicto.

Mientras tanto, otras grandes potencias como Rusia ya han manifestado estar dispuestas a mediar en el conflicto a través del comisionado del presidente ruso para la cooperación con África, Mijaíl Marguélov.

Ahora mismo hay dos regímenes en Libia con sendas capitales: Trípoli, donde se encuentra el anterior Gobierno dictatorial de Gaddafi y Bengasi, sede del Consejo Nacional de Transición que agrupa a los rebeldes. El Gobierno ruso mantiene relaciones diplomáticas con los dos poderes libios en una política ambigua al desconocer cual se erigirá en vencedor; el motivo de dicha estrategia es el interés tanto de Rusia como del resto de grandes potencias mundiales en el petróleo y gas natural libios. Por un lado los rusos critican la actitud de Gaddafi, llegando a decir “creemos que Gadafi ha perdido su legitimidad desde la primera bala que mató a un inocente”, pero mantienen su embajada en Trípoli estando a favor de la creación de dos Estados libios o al menos es la impresión que causan con afirmaciones como “Rusia considera que su labor es construir un puente entre estas dos orillas”, tal como dijo Mijaíl Marguélov. Es más, Rusia se abstuvo en la votación para determinar si se establecía una zona de exclusión aérea en el marco de la resolución de la ONU que respalda la intervención de la OTAN (también se abstuvieron China, Alemania, India y Brasil), aunque como es bien sabido, lo de las resoluciones de la ONU son tan solo formalismos ya que si la OTAN, que es como decir Estados Unidos, desea intervenir militarmente en alguna zona del Mundo ya encontrará la excusa que considere pero nada ni nadie se lo ha impedido nunca, de todos modos es positivo que la comunidad internacional se muestre de acuerdo en decisiones tan graves como una intervención militar con las vidas de la población civil en juego, lo que ocurre es que ese acuerdo unánime aún no lo hemos visto. La comunidad internacional permanece expectante; Francia, Italia y Qatar ya han reconocido oficialmente al Consejo Nacional Libio mientras que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se ha limitado a establecer contactos pero sin tomar una decisión firme. Estados Unidos, en cambio, sí les acepta como mediadores de la nueva Libia e incluso han sido invitados a la Casa Blanca. También España se ha mostrado a favor del Consejo Nacional de Transición aunque ha dejado claro que no les ayudará económicamente; sin embargo, la embajada de Libia en España continúa operativa.

Otra gran potencia mundial con amplios intereses económicos en Libia es China que evacuó a 36.000 trabajadores chinos que operaban en los sectores de los hidrocarburos, la construcción, las comunicaciones férreas o las telecomunicaciones.

El Consejo de la Unión Europea estudia nuevas sanciones contra Gaddafi como congelar los activos en Bancos europeos de los puertos libios bajo control de Gaddafi.

El conflicto dura ya cuatro meses y no hay visos de que concluya próximamente a pesar del bloqueo internacional que impide que Gaddafi adquiera armas para enfrentarse a los rebeldes quienes se quejan de que no les sirve de mucho la zona de exclusión aérea si no reciben ayudas económicas con las que poder comprar material militar con el que luchar contra las fuerzas del coronel libio, todavía superiores a las suyas. No debemos olvidar que se calcula que Gaddafi cuenta con una fortuna personal estimada en miles de millones de dólares, siendo dueño de un emporio con cuentas bancarias en paraísos fiscales como Dubai, el sureste asiático y el Golfo Pérsico lo que hace muy complicado acabar con su Régimen militar a no ser la invasión de Libia, lo que aún no se considera una solución viable.

El clan Gaddafi tiene inversiones en multinacionales del petróleo, el gas, las telecomunicaciones, empresas hoteleras (como los más de veinte millones de dólares invertidos en el complejo turístico de la localidad italiana de L´Aquila, motivo éste y otros por los que Berlusconi y Gaddafi han sido muy amigos),  medios de comunicación y redes de distribución. De hecho, las exportaciones petrolíferas libias estuvieron en sus manos siendo quienes controlaban todos los resortes de la riqueza nacional. Además es conocida la ostentación con la que Gaddafi se mostraba en sus viajes al exterior o las viviendas que posee en otros Países como en Inglaterra, con una mansión en Londres que cuenta incluso con sala de cine.

Otra posibilidad que pudiera acabar con el régimen de Gaddafi es que se estimulen las luchas internas por el poder en el clan del coronel que al parecer comienzan a minar la confianza que sus colaboradores tenían puesta en la familia del dictador libio.

Por otro lado, Gaddafi es un hombre muy influyente en África donde gracias a su poder económico ha sostenido varios regímenes dictatoriales como el suyo; un caso conocido es el de Zimbabwe. Pero los propios partidarios de Gaddafi vislumbran ya su final: el ministro de trabajo, Alami Manfor, ha sido el último en desertar. De todos modos, los apoyos externos de Gaddafi siguen siendo importantes, tales como Irán o Venezuela, sendas potencias petrolíferas y enemigos de Estados Unidos lo que dificulta aún más la solución del conflicto. Por otro lado, los bombardeos a la residencia del coronel libio y la muerte de sus familiares le están convirtiendo en símbolo de resistencia ante el imperialismo como ya le ven en algunos Países árabes. Incluso Ecuador se ha manifestado en contra de la intervención de la OTAN (no debemos desmerecer la opinión ecuatoriana puesto que es el único Estado iberoamericano que forma parte de la OPEP –Organización de Países Exportadores de Petróleo- junto a Venezuela, controlando entre todos los Países miembros el 40% de la producción mundial de petróleo). Estos apoyos pudieran activar un movimiento de repulsa internacional si no se acaba pronto con Gaddafi.